Gatoperro en Popular 1-Entrevista Junio 2015

Gatoperro Popular 1 web

 

¿En qué momento de la vida de David Llosa nace Gatoperro?

 Nos encontramos más o menos en la época en la que yo estaba dejando de ser un maduro resultón para covertirme en un treintañero en problemas y él iba camino de ninguna parte. Rápidamente nos dimos cuenta de que uniendo nuestros superpoderes podríamos conquistar el mundo sin dificultad y nos pusimos manos a la obra.

En cuanto al momento del nacimiento, es bien sabido que los gatoperros, un poco como los de Bilbao, nacen cuando les parece.

 Eres algo así como un “Juglar” del rock canalla, ¿qué te parece esta definición?

 Bueno, he mirado la página de la R.A.E, y Juglar supongo que sí porque canto ante un público por dinero. En cuanto a Canalla dice “Persona que merece desprecio, ruin y miserable”, así que supongo que también, pero mala persona de verdad, no como estos canallas impostados que abundan en los garitos y luego cuando nadie les ve son buenísima gente.

 ¿Quiénes son tus referentes musicales?

 Me parece más interesante cuando los demás contestan a esa pregunta. Que lo diga yo no tiene gracia. Entiendo que la gente necesita meter las cosas en un cajón, compararlas, pero no me pidas que me meta en el cajón yo solo.

 ¿Dónde crees que encajas dentro del actual panorama rockero español? ¿Artistas a los que te sientes afín?

 Volvemos a lo mismo. Todo estos chicos y chicas que van en el metro con chupas de cuero, leopardo y gafas de sol; ¿son roqueros?. ¿Es Loquillo la esencia del rock?. ¿Los nuevos y exitosos querubines de pelo ensortijado y pose a lo Keith Richards son “Rock”?. ¿Camarón no era rock?. Una de las principales razones por la que hacemos música es para expresar nuestra individualidad. Entonces, ¿qué sentido tiene militar en el rock?. El rock siempre me ha parecido un territorio perfecto para hacer cosas estúpidas, salvajes y peligrosas, sin más, algo divertido, pero si cambias la palabra “Rock” por otra va a seguir siendo igual de divertido. Eso estaría bien, refundar el rock, cambiarle el nombre y liberarlo de los componentes éticos, políticos, estéticos y etílicos.

 ¿Hasta dónde pretende llegar este animal de malas compañías?

 La compañía o sello que ha sacado este disco, Calvario Música, ya es bastante terrible. Son malvados y a los cantantes que no vendemos discos nos cuelgan boca abajo del dedo gordo de los pies. Así que supongo que se puede decir que ya hemos tocado suelo.

Fotografía: Javier Jimeno Maté.

Cuestionario: David Bilbao.

Categories: Noticias, Prensa

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields